31 marzo 2013

El terrorismo no entiende de imparcialidad

Ayer fallecía en el hospital Pitié Salpêtriere de París el que fuera dirigente etarra, Francisco Javier López Peña, “Thierry”. En seguida, y tras las últimas y recientes declaraciones de la banda terrorista ETA, los medios y las redes sociales se colapsaban: unos por júbilo, otros como método para redoblar sus amenazas y contraatacar contra el sistema penitenciario español. De hecho, los terroristas ya advirtieron hace unos días que si fallecía un preso “habría graves consecuencias”.

A colación de todo este asunto y dejando de lado la muerte de “Thierry” – de la que tengo que decir que como persona y cristiana no me alegro, pero tampoco pueda decir que lo sienta-, me vienen a la memoria estos nuevos sectores ‘modernos’ que llevan en boca la democracia y en ocasiones acuden a movilizaciones en las que denuncian una supuesta violación de los derechos humanos de estos presos criminales en las cárceles. No deja de resultarme espeluznante, pues cuando se viola el principal derecho democrático, que es el derecho a la vida, se rompe la democracia y todos los derechos que nacen de ella. Y aún así, con bastante poca mano dura actúa la justicia. Y lo digo yo, que gracias a Dios no he sufrido ningún daño directo. No quiero pensar en el dolor que llevan consigo las víctimas… Pero parece que ahora se ha puesto de moda permanecer al margen en cuestiones de terrorismo o, lo que es casi lo mismo, ampararse en la democracia y exigir unos privilegios para unos asesinos a los que no les ha temblado la mano a la hora de arrebatárselos al prójimo.

"Cuando se viola el derecho a la vida
se rompe la democracia"

Nos encontramos ante una sociedad cada vez más brutalmente dividida en sus extremos más radicales -que de tan radicalismo llegan a juntarse sus extremos, viniendo a ser ambos lo mismo-, donde surge un colectivo que se tacha a sí mismo de objetivo e imparcial, con no otro propósito que desbancarse de los anteriores, creyendo ser por ello más fidedigno o situándose en posesión de la verdad. Pero a veces es tan malo el radical que defiende a ultranza sus ideas sin importarle las del resto, como el que ‘humildemente’ decide no tomar supuestamente partido por ninguna. Y es así como medio apoyan los conceptos, intentando no posicionarse ni en el todo ni en la nada de los acontecimientos.

"A veces es tan malo el radical que defiende a ultranza sus ideas
como el que no toma partido por ninguna"

Sin embargo, a veces la razón no es un círculo concéntrico, sino más bien una elipse, igual que la que dibuja la Tierra en su movimiento de traslación solar. A veces la verdad no equidista a igual distancia de todos sus puntos, unas se encuentra en el centro derecha y otras un poco más hacia la izquierda. Porque a veces la esencia humana necesita posicionarse para conservar, precisamente, su humanidad. Mantenerse al margen de algo puede inclinar la balanza hasta el punto de hundirla bajo tierra, actuando como un mero sujeto pasivo ante la a menudo actividad inhumana del mundo. Una supuesta actitud neutral puede, por tanto, llegar a ser tremendamente parcial. Y hay determinados asuntos, como es el caso del terrorismo, donde no existen los medios apoyos o la ecuanimidad.

"Una supuesta actitud neutral
puede llegar a ser tremendamente parcial"

El único camino para ETA es su disolución, con la correspondiente aplicación de la justicia a través del Código Penal. Y no debería existir cualquier otra postura que se aleje de esta irrefutable afirmación. Porque todos aquellos que reivindican la democracia y los derechos humanos de todos los individuos, sin tener en cuenta los crímenes que cargan sobre las espaldas, no ven que el sistema democrático se resquebraja cuando alguien se cobra a sangre fría la vida de otra persona. De hecho la justicia se basa precisamente en el principio del “sum cuique tributere”, que no es otro que dar a cada uno lo que le corresponde. Y, como venía diciendo al comienzo, tan mal me parecen los extremos radicales como aquellos que ‘honestamente’ no se posicionan, amparándose falsamente en la objetividad de las libertades públicas y los derechos fundamentales. No es un comportamiento íntegro. Porque todas las personas somos iguales, pero dejamos de serlo ante semejantes atrocidades. El terrorismo no entiende de imparcialidad.





Andrea Mateos
@prepyus

12 comentarios:

  1. El terrorismo no entiende de imparcialidad, por supuesto que no. Y todas aquellas personas que 'no quieren mojarse' ya lo están haciendo. Hay determinadas cuestiones en las que no puedes ser Suiza. Creo que una vez escribiste que los 'no votos' en proceso electoral tb inclinan la balanza y hacen que ganen unos u otros. Aquí pasa lo mismo. No te puedes quedar indiferente ante las monstruosidades de unos asesinos, o ir de falso progre pidiendo derexos humanos tb para ellos, en un intento de ser imparcial al conflicto. Creo que he entendido bastante bien tu artículo y estoy muy de acuerdo con ello.

    ResponderEliminar
  2. Yo no creo que la gente que reivindica los derechos humanos para los presos sea porque quiere ser 'objetiva' e intente dejar de lado los crímenes que ha cometido para tratarles únicamente como personas. Creo que son cobardes que les encantaría gritar 'viva ETA', pero no lo hacen por miedo ante la opinión pública y prefieren ir a manifestaciones bajo lemas falsos. Pero es una forma indirecta de apoyar y justificar los fines terroristas. No se trata de ser un radical en este asunto y pedir pena de muerte a los asesinos bajo tortura, no podemos caer los verdaderos demócratas en ese nivel, aunque a veces ganas no nos falten. Pero creo que el terrorismo sólo tiene un único pensamiento, y es estar en contra. Todos los demás pensamientos son violaciones verbales al sistema democratico.

    ResponderEliminar
  3. Alejandro Alex31 mar. 2013 20:07:00

    Pues yo si soy de esa opinión. Es cierto como dices, Yoli, que muchos que van a las manifestaciones o mandan mensajes por Twitter es porque verdaderamente apoyan su vil causa. Pero tb soy de la opinión de que en España hay dos amplios sectores: los radicales, que no dicen más que burradas, y otro grupo que harto de tanta opinión en la que vivimos intenta desmarcarse de estos y se muestra 'neutral' en todo este tipo de cuestiones. Y créeme que sé de lo que hablo porque conozco bastante gente. Quiero decir que hay parte de la población que, como en todo tema que suscita polémica (el independentismo de Cataluña, los desahucios etc) intenta ponerse siempre en la piel del otro, aunqur no lp comparta, y se expresa en base a eso. Generalmente son sectores de centro izquierda tengo que decir. Pero lo que no se dan cuenta es que uno nunca bajo ningún concepto puede ponerse en la piel de un terrorista, porque la incoherencia le nubla la vista.

    ResponderEliminar
  4. Debate interesante. Creo que todos coincidimos en que el terrorismo es indiscutible. Pero quizá haya personas que piensen que un asesino, aunque sea un asesino, no deja de ser persona. Y que, aunque haya cometido el delito que haya cometido y vulnerado los derechos de los demás, a el hay que juzgarle con justicia pero sin dejarse llevar por lo emocional, aunque sea dificil, salvaguardandole todos sus derechos y libertades. Ya se le está privando de liertad en la cárcel, no hace falta tratarle de forma infrahumana. No sé, alguno d vosotros que seréis católicos... Cristo perdono en la cruz y ese es el mensaje que os transmitió no? Quizá sea esa una de las pruebas más difíciles que os ponga.

    ResponderEliminar
  5. Pero tu has ido alguna vez a una cárcel??????? Que trato inhumano dices??? Si viven como dios. Estudian, comen, se duchan... Y todo eso lo pagamos nosotros. Y encima quieren más privilegios?? Si vamos, les ponemos el baño de oro para que caguen mejor... Amos no me jodas. En cuanto a lo qie dices de lps católicos... Yo soy católico. Pero Cristo era Cristo. Yo no perdono ni olvido a quien mata. Más claro agua.

    ResponderEliminar
  6. Creo que me has malinterpretado eh? Yo no he dicho en ningún momento que se les concedan más privilegios. pero yo sí creo en la justicia y en que cada uno cumpla la condena que establezca la ley. No me dejo llevar por radicalismos por más que te gustaria. Ese es el camino fácil. Lo dificil es perdonar y no tomarse la justicia por su cuenta. Lo dificil es velar por los derechos de todos los individuos, aunqie estos sean terroristas. Se que no lo entiendes y que te parecerá fatal, por ti fijo iban a la guillotina. Y dices ser católico...

    ResponderEliminar
  7. Mira chata, o chato, que como te escondes bajo el anonimato no sé cómo dirigirme. A ti que se te llena la boca de justicia y neutralidad, y sumandome al principio que viene en el artículo, te voy a añadir dos más: "honeste vivere" y "alterum non laeder". Que por si no lo sabes, quiere decir vivir honestamente y no dañar al otro. Y todo el que se los salte, que pague por ello. El que mata se le acaban los restantes derechos. Bastante que les permitimos vivir en las cárceles. Sólo espero que nunca seas una víctima, a ver si emanas tanto perdón como predicas. Para velar por los derechos humanos ya está la ONU bonit@, tu no te preocupes. Y aquí todo el que no esta absolutament en cotra de estos mal nacidos, es que les apoya. Y para mi no tienen ningún respeto.

    ResponderEliminar
  8. Con terroristas no se negocia! Y a sus presos cero privilegios!

    ResponderEliminar
  9. Está claro que aquí o se opina como tú o no sirve nada más...

    ResponderEliminar
  10. Ostras la que lias cada vez que escribes, ya me has comentado por twitter que tambien... Jajaja La verdad es qUE todos los comentarios que estoy leyendo son válidos y tienen parte de razón. No sé ahí porqué se ha creado una trifulca entre dos ususarios. No hay que faltar a las formas chicos. Si en el fondo la esencia de todas nuestras opiniones es común. Diferimos en el endurecimiento de las penaS. Perp todos pensamos que el no hay que pasar por altp a los terroristas y que por su puestp hay que dejar en manos su conducta a la justicia. La verdad es que no se me ocurre nada nuevp que decir que no hayáis puesto.

    ResponderEliminar
  11. Señorita Pepis31 mar. 2013 21:41:00

    Se os olvida el factor de las últimas declaraciones de ETA amenazando al gobierno, en su tónica de siempre vamos. Ahora ha fallecido un preso, cierto que por causas naturales y que no era 'muy querido' en la banda, pero dijeron que si esto pasaba en alguna de las cárceles iba a haber graves consecuencias. Nunca abandonaron las armas. Esperemos que no vuelvan a los atentados.

    ResponderEliminar
  12. Felicitarte una vez más por el artículo, el estilo y el contenido del mismo. Cuando se trata de un tema tan sensible como el que tratas a muchos se les encoge la mano y se opta mayoritariamente por adoptar una postura que básicamente consiste en un "ni sí ni no, sino todo lo contrario". La valentía es una cualidad no característica de todos los seres humanos y, con ETA, pase el tiempo que pase la percepción es que no se puede dar nada por seguro, salvo que son especialistas en romper la baraja. Estoy muy de acuerdo en la última frase del artículo. Contra el terrorismo no cabe la imparcialidad. En mi modesta opinión estamos ante un momento clave dentro de la historia del País Vasco; un momento en el que se ha logrado una unidad democrática para alcanzar una paz definitiva. El paso siguiente es el que menos gusta, porque se trata de sentarse en la mesa con ellos y negociar. Sí, negociar. Y eso, aunque nos pese a todos, supone hacer algún tipo de concesión.

    ResponderEliminar